Windows 10 en el próximo año

Con Windows 10 Microsoft ha cambiado muchas cosas, pero no sólo en lo que se refiere a las actualizaciones. Por un lado porque es la primera vez que permite pasar gratuitamente de un sistema anterior al nuevo. Por otro porque desaparece el sistema de actualización de Service Pack. Esto hace que el próximo año supondrá un lío importante de la empresa con Windows 10.

Empezando por las actualizaciones, hasta ahora si salía un nuevo sistema operativo la empresa esperaba generalmente a renovar sus equipos informáticos para ir cambiando al nuevo sistema. Esto provocaba que la adopción fuera lenta y se pudieran ir adaptando poco a poco tanto hardware y software.

Con Windows 10, si Microsoft no cambia las condiciones, a finales de Julio de 2016, se acaba la oportunidad de actualizar de forma gratuita. A esto hay que sumar que si la empresa tiene Windows 7, el soporte a este sistema finaliza en 2020, cuatro años después, lo que implica que muchas ven con buenos ojos la actualización.

A la vez hay muchas aplicaciones que todavía no recomiendan actualizar a Windows 10, por lo que las empresas no están seguras de hacerla. Después no tenemos una actualización del propio sistema, el Service Pack, que ya no se incluye como tal. Para la empresa era un momento clave que indicaba la madurez del nuevo sistema a partir del cual se sentían más seguras para actualizarse.

Por todo ello son muchas las dudas que surgen en las empresas. ¿Cómo va a funcionar el nuevo sistema? ¿Tiene capacidad mi ordenador para utilizarlo? ¿Funcionarán todas las aplicaciones? ¿Qué pasa con los periféricos? Al final es fundamental hacer pruebas reales, donde sean un grupo de trabajadores los que afronten esta tarea.

Afortunadamente existe la posibilidad de volver atrás en la actualización, al menos durante el primer mes, por lo que la empresa tiene un pequeño paracaídas y si algo sale mal. Lo malo en este caso es el tiempo que se ha perdido. Además es importante encontrar el momento adecuado, para que el nuevo sistema tenga un poco más de madurez y a la vez sea en un momento que no suponga un pico de trabajo en la empresa.

Fuente: http://www.pymesyautonomos.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *